sábado, 8 de octubre de 2011

La libertad de expresión en los medios; La libertad en Intereconomía

La polémica intención de ejercer un control político sobre los Informativos de RTVE ha avivado la llama de un debate que, lejos de acabar, toma presencia y genera controversia ciudadana.

Controlar la información bajo una ideología no es algo que nos despierte especial interés, sin embargo, la cosa cambia cuando esa ideología pasa de la iniciativa privada al Ente público, pero, quizás debiéramos preguntarnos si presentar una información con total objetividad es algo que solo podemos exigirle a la empresa pública dando por hecho que la información de las empresas privadas no lo es.

En este ámbito me veo abocado a denunciar lo que considero un ataque continuado a la libertad de expresión, a la inteligencia e incluso a la democracia, esto es, el grupo Intereconomía.

Tomar información de Intereconomía es como pedirle a Fraga que corra los 100 metros lisos, una gran incongruencia, pues para que haya información primero ha de haber un principio de informar y no de manipular.

El testimonio comunicador de este grupo, adscrito al llamado movimiento “Tea Party” o como dicen algunos para suavizarlo “los ultra-centristas” (que no de derechas por dios), ni siquiera intenta parecerse a la realidad, servirse de la mentira está justificado si con eso se pueden reafirmar los más radicales dogmas católicos o la derecha más guerra-civilista.

Pero no quiero con esto hacer un discurso populista sino muy justificado, ¿sabe usted cuántas personas mueren en África por no llevar el preservativo a causa de las Enfermedades de Trasmisión Sexual? La respuesta es cientos de miles, y digo esto porque en el telediario de Intereconomía  se manipula y se miente al decir que el preservativo en África puede ser… PELIGROSO.


¿Cómo se puede incurrir en semejante insulto al sentido común?, Pues con mucha cara y muy poquita ética.

Ahora quiero mostrar cómo su descaro va aún más allá, en esta ocasión Zapatero es comparado con Stalin y Hitler, para decir que “mata” a niños antes de nacer por despenalizar el aborto, y compara el socialismo democrático del PSOE con los grandes totalitarismos, entre los que se cuenta el del ultraderechista y amigo de Franco, Hitler.


Hay una frase que dice “los amigos de mis amigos son mis amigos”, en tal caso Intereconomía no debiera despreciar a Hitler cuando por otro lado ensalza a otro Genocida, Francisco Franco.


También atacan a aquellos cuya tendencia sexual no responde a lo que ellos entienden como “normal”, (aunque me resulta un poco raro que los que piensan esto si se consideren normales)


Para terminar con la gota que colma el vaso también hacen apología de la derecha, ¿Cómo?, estereotipando negativamente a la izquierda, eso es respeto por las opciones democráticas.


En definitiva todos estos son unos pocos ejemplos de los muchos que diariamente vemos en Intereconomía televisión o radio y en La Gaceta, su panfleto político disfrazado de periódico cuyo sesgado testimonio hace que muchos, no todos, se sientan como cuando veían el No-Do, es decir “como en casa”.

La democracia se ha construido con sangre, sudor y lágrimas, y a pesar de que algunos añoren tiempos pasados debemos construir medios libres sí, pero no medios que trasvasen las líneas de las libertades fundamentales.

Siempre tengo en cuenta que mi libertad acaba donde empieza la del otro y me gustaría pensar que en este medio se van a comenzar a respetar libertades, aunque no lo espero, y menos ahora que se avecina tormenta, la tormenta del PP en las próximas generales, y ante esto ni siquiera descarto que RTVE coja la señal de Intereconomía y “pa lante” pensando incluso que su criterio ha de ser el único válido; ¡pues no!, y ante esto yo me quejo y digo BASTA, basta de manipulación, basta de mentiras y basta de querer generar una ciudadanía que no piense y que se deje manipular.

Afortunadamente no todos somos como Intereconomía, y quiero destacar incluso que en ese grupo hay profesionales (espero que los muchos otros integrantes se contagien), por eso sobre todo debemos pensar por nosotros mismos y discernir con la fuerza de nuestra voluntad personal, que no está vendida a nadie, lo que es o no información y lo que es o no una gran bulo.

En conclusión, la exigencia de la calidad debería abarcar todos los ámbitos de la comunicación, y la solución a esto no es ni mucho menos un consejo censor, sino más bien una apuesta por la pluralidad y la heterogeneidad en los diferentes medios, una apuesta para difundir informaciones que se ajusten simple y llanamente a la realidad, una realidad que no es la de uno, sino la suma de las diferentes visiones. A aquellos que se den por aludidos, den información, den calidad y den periodismo.
Pedro I. R.


9 comentarios:

  1. sinceramente , creo que es el mejor articulo que has escrito

    ResponderEliminar
  2. Pedro una vez más te felicito por ese coraje que te caracteriza. Intereconomía no es más que un grupo de ineptos, frustados e incultos personajes que solamente saben captar la atención del público manipulando, exagerando y provocando el pánico y el terror en sus oyentes. Pero, lo mejor es que son tan sumamente incompetentes que nisiquiera se dan cuenta de que (con esa postura y mentalidad atascada en los años 30) lo único que hacen es perjudicarse a ellos mismos. La sociedad evoluciona hacia una mentalidad más realista y plural: INTERECONOMÍA, FRANCO HA MUERTO.

    ResponderEliminar
  3. Siento tener que decirte esto, pero lo que has escrito es un poco de demagogia barata (sí al igual que hacen los de Intereconomía).
    Estoy tan sorprendido como tú de que alguien defienda a Intereconomía (porque no, no estoy de acuerdo con lo que dicen). Pero esta cadena no es la única que manipula la información, ya que la televisión privada siempre lo hace, da su punto de vista. Pero en cualquier caso, si lo que quieres hacer es que todas sean neutrales; amigo eso es lo que hay en Cuba.
    Un caso totalmente diferente es el de TVE, porque esa sí es una televisión publica y no debe dejarse influir por razones partidistas (como desgraciadamente si hacen las privadas). Y no, yo no estoy de acuerdo en el sectarismo propio de Intereconomía con la derecha, ni con el Intermedio y la izquierda, pero nadie es nadie para censurar eso, la solución está en no verlo no en censurarlo al igual que haría Franco (casualmente de extrema-derecha).

    ResponderEliminar
  4. Exolvaje, creo q te has hecho un poco un lío, en primer término lo de demagógico, esto es según la RAE, Práctica política consistente en ganarse con halagos el favor popular, y yo fuera de halagos a nadie, he justificado cada una de mis críticas con un documento gráfico.

    En segundo lugar, es evidente q cada televisión tiene su línea editorial, pero cuando se pasa de la tendencia a izq o derecha a la izq o derecha radical debemos comenzar a hablar de cosas distintas.

    En tercer lugar, en cuba no hay televisiones neutrales sino adheridas al régimen castrista, algo q no quiero para nosotros, no exijo q la gente no pueda defender su criterio, simplemente invito a que esto se haga desde la tolerancia y el respeto, y buena prueba de q Intereconomía no cumple esto son los vídeos q he puesto.

    En cuarto lugar, Comparar al Intermedio de la sexta con Intereconomía es un argumento a mi favor, el Intermedio es un programa de humor q se mete en cuestiones de actualidad para hacer una crítica, grotesca a veces, desde un prisma de izquierdas, el formato no engaña a nadie. En Los Informativos de Intereconomía sin embargo se disfraza de rigurosidad un panfleto político que, en no pocas ocasiones, roza el fascismo.

    En último lugar, a lo de “la solución está en no verlo, en vez de en censurarlo”, te remito al párrafo donde digo q no debemos censurarlo "la exigencia de la calidad debería abarcar todos los ámbitos de la comunicación, y la solución a esto no es ni mucho menos un consejo censor, sino más bien una apuesta por la pluralidad y la heterogeneidad en los diferentes medios, una apuesta para difundir informaciones que se ajusten simple y llanamente a la realidad, una realidad que no es la de uno, sino la suma de las diferentes visiones"

    En conclusión creo q tu argumentación carece de la solidez en fundamentos adecuada para hacerme cambiar de opinión pero te agradezco tu criterio, que respeto, entre otras cosas porq a diferencia de Intereconomía tu argumentario no se adscribe ni al radicalismo ni a la intolerancia.

    Un cordial saludo

    PEDRO I.R.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Es demagogia pedir un poco de neutralidad en Intereconomía cuando todavía no he visto aparecer en la Sexta la noticia de que Barreda ha dejado 6000 facturas sin pagar. De verdad parece que estoy defendiendo a Intereconomía, cuando me parece una cadena que se ha llevado multas más que justificadas.

    Ahora bien, lo que no puedo estar de acuerdo es en el cierre de Intereconomía, y no sé si en Cuba, pero en Venezuela se cerró hace poco una cadena por no ser de la línea de Chávez. Aquí con la Ley de censura de televisiones parece que va a ocurrir lo mismo, ya que si nuestra querida tercera fuerza del país (José Bono) sale llamando, en una cadena muy muy neutral (Telecirco), a un ciudadano español el calvo, esto sí que es más escandaloso.

    ¿A eso no hay que ponerle freno?... Eso es demagogia, pedir igualdad y respeto cuando ni siquiera los miembros del gobierno lo hacen.

    Personalmente, a mi me dio vergüenza ajena cuando vi en internet la imagen en el Gato al agua cuando llamaron cerda a la Consejera de Cultura catalana, pero el que lo hizo al menos pidió perdón; ahora espero todavía las disculpas de Bono (quien para más coña se hizo un implante de pelo).

    ¡Ah! y por cierto (que sí, que cuando venga el PP todo va a ser la misma mierda), pero me hace gracia que diga que va a venir la censura cuando quien ha impuesto la ley de censura en Internet (Ley Sinde) y quien aprobó la Ley de censura en televisión (dejando claro que iba dirigida a Intereconomía y VEO7) fue el PSOE.

    ResponderEliminar
  7. Primero no es demagógico, te repito, exigir algo con argumentos, además no he puesto a la sexta como ejemplo de nada, por esa regla de 3 también habría de hablar de Veo 7 u otros canales de marcadas tendencias, pero para esta ocasión he escogido al más radical, Intereconomía.

    El segundo párrafo no lo entiendo, mezclas la censura con q Bono calificase de lo q es (calvo), con tono más o menos despectivo, a quién incluso había hecho llorar a sus hijos, de todas formas y respecto a lo de la ley Sinde, solo te aclararé dos puntos: el primero es q se aprueba con el acuerdo del PSOE, PP y CIU, y el segundo es q solo cerraran páginas q se lucren de las bajadas de pelis, música…, y con esto no quiero decir q esté de acuerdo o no. Q te vaya quedando claro q cuando crítico algo no quiere decir q solo sea ese algo el merecedor de crítica, es simplemente al q yo he elegido criticar.

    Respecto a lo de q Bono pida disculpas por llamar calvo a un calvo, es cosa suya, no responde a un interés general, y a mí los cotilleos… NO.
    Y por último, te escarificaré quien realiza censura en la televisión y quién no, como sabes no oso hablar sin pruebas:

    09/octubre/2011 /Gob. PSOE/ “Los Global Media Awards distinguen a los telediarios de TVE entre los mejores del mundo”

    http://www.elplural.com/politica/los-informativos-que-tan-poco-gustan-a-rajoy-galardonados-internacionalmente/

    Jueves 16 de Junio de 2011/Gob. PP/ “Telemadrid utiliza fotos de los disturbios en Grecia para acusar al Movimiento 15M de Barcelona de violentos”

    http://salvemostelemadrid.es/manipulacion-censura/1379-telemadrid-fotos-grecia.html

    Ante las pruebas, y sabiendo q hay claros y oscuros en todos lados (aunq en algunos más q en otros) solo me queda decirte q ante cualquier comportamiento q entienda, transgreda las líneas de la democracia, seré igual de contundente.

    Salu2

    ResponderEliminar
  8. Vamos a ver, creo que no entiendes mi posición. Lo que defiendo es que no puedes cerrar una cadena por diferir de tu tendencia política.

    Y ahora podrás pensar que eso no tiene nada que ver con lo que está ocurriendo. La ley de censura está pensada para poder cerrar cualquier televisión con cualquier excusa, y a todas luces esta va a ser los insultos.

    Ahora, lo que yo digo es que tu has puesto ahí disparates de esa cadena (que repito completamente asquerosos), pero que de la misma forma o casi lo hacen otras cadenas que no son Intereconomía. El ejemplo lo tenemos en Telecinco, quien sacó a la tercera fuerza del país insultando a una persona.

    Y con esto también quiero decir que la permisividad es mucho mayor cuando se hace algo en Telecinco que cuando se hace en Intereconomía. No se la veces que visto en Zappings y otros programas lo que ocurrió en Intereconomía y lo otro cuesta encontrarlo en Internet en un vídeo que no sea de Intereconomía.

    En cuanto a los informativos de RTVE, hasta ahora puede ser que hasta ahora hayan sido imparciales, pero esto está ne peligro porque ya ha llegado el bipartidismo a abarcar todo lo que pueda.

    Y en cuanto a la Ley de economía sostenible, creo que va más allá (aunque tengo que verificarlo), ya que pueden cualquier web sin ni siquiera tener una orden judicial. Y qué mas me da quien la haya aprobado, yo no me rijo por quién lo ha votado, si no si es beneficioso o no. Y si te referías por lo que he dicho de que bastante ha censurado ya el PSOE, como ya he dicho es cierto que ahora que llega el PP nos espera TAMBIÉN una buena.

    ResponderEliminar